Historia

El club fue fundado por un grupo de empleados del Banco de la Provincia de Buenos Aires el 17 de mayo de 1918, y desde entonces no ha dejado de crecer y de consolidarse como una de las instituciones más prestigiosas en el ámbito del deporte amateur. Nació a partir de un acta, pero faltaba todo lo demás: la sede, los socios, las canchas… Todos y cada uno de esos objetivos los consiguió con el sacrificio y la voluntad de los empleados del banco, siempre apuntalados por la propia institución. Su primer presidente fue Mauricio Reusmann.
La primera sede quedaba en el barrio porteño de Barracas, en la intersección de las calles Iriarte y Santa Elena. También se practicaron deportes en Avellaneda y Palermo, hasta que en la década del treinta se recaló en el partido de Vicente López, frente al río. La dirección era Blandengues 230, renombrada luego como Avenida del Libertador. En aquella sede se lució el equipo de fútbol con varios campeonatos, se empezó a participar en los torneos interclubes de la asociación de tenis, se organizaron los primeros bailes de carnaval y se practicó la natación en el propio río, a falta de pileta. También se jugó al básquetbol, a las bochas, al tenis de mesa, al ajedrez y al rugby, deporte que se incorporó en 1932.
En 1939 se adquirieron los terrenos que actualmente ocupa el club, sobre la calle Hipólito Yrigoyen, en Vicente López. La nueva sede se inauguró el 21 de diciembre de 1940 bajo la presidencia de Bartolomé Mas Sabio. El presidente del Banco Provincia era Ernesto Hueyo, y el gerente y factótum de la adquisición de los terrenos, Ernesto d’Oliveira.
En la década del cuarenta se construyó la primera pileta de natación, una pista de patinaje y una cancha de bowling. El fútbol ganó cinco campeonatos (1944, 1945, 1946, 1947 y 1949), en atletismo se destacó la figura de José López Varela y se participó por primera vez en una prueba de yachting.
En 1950 se incorporó un nuevo deporte, el hockey sobre césped, que acabaría siendo uno de los principales del club. Surgió por una iniciativa del socio Ramón José Rey Radureau, que fue aceptada con entusiasmo por la comisión directiva.
El impulso que había tomado el básquetbol en la década anterior fructificó en los cincuenta a partir de la inscripción de club en el campeonato de la Federación Argentina de Básquetbol. El equipo ganó los torneos bancarios de primera división de los años 1954, 1956, 1957, 1958 y 1959 con un notable quinteto. En natación se lucieron Jorge Arias y Ricardo Reta, en bochas se ganaron los torneos bancarios de 1950, 1951, 1952, 1953, 1954, 1955 y 1956 con José Marré, Alberto Canaveri y Ernesto Ferrón, y en bowling se destacó la figura de Henry Walsoe.
En los años sesenta se amplió la sede, se adquirió un recreo en una isla del Tigre, y se incorporaron las primeras sedes zonales en el interior de la provincia de Buenos Aires. El fútbol continuó su senda de triunfos con los campeonatos de 1961, 1962, 1964, 1965, 1966, 1967, 1968 y 1969, con la dirección técnica de Domingo Figliomeni. En ajedrez hizo su aparición el mejor jugador que tuvo el club en toda su historia, Carlos Juárez. En tenis ocurrió lo propio con el joven Carlos “Tony” Pena. El hockey dijo presente con la incorporación de un equipo femenino.
En los años setenta hay que subrayar la actuación del atleta bancario Miguel Sánchez, especialista en maratón, luego desaparecido por la dictadura. Desde al año 2000 se organiza una prueba atlética que lleva su nombre.
En los ochenta se adquirieron tierras en la localidad de Francisco Álvarez que dieron origen al country del Banco Provincia. Y en la sede de Vicente López se terminó de construir un gimnasio cubierto que recibió el nombre de Roberto Miraglia, en homenaje a un dirigente desaparecido.
El ciclismo se sumó a los deportes del club, siendo su principal exponente el joven Christian Andrade. El taekwondo también pasó a practicarse en Vicente López de la mano de profesor Guillermo Ramisch. Y en bowling se lograron importantes éxitos en varones y mujeres.
El fútbol fue la gran estrella de los años ochenta, ya que dominó el certamen bancario con una abrumadora superioridad, que se expresó en una racha impresionante de 14 títulos consecutivos, los que fueron de 1978 a 1991. Como corolario, el equipo hizo una gira por Europa.
Los años noventa fueron testigos de la madurez que adquiría el equipo de primera de hockey, que lograría su primer campeonato metropolitano en 1999. En las dos décadas siguientes ganó varios títulos, inclusive con las damas, ubicando a Banco Provincia entre los más grandes a nivel nacional en este deporte. El básquetbol, a su vez, creció con fuerza en el nuevo milenio, lo mismo que la paleta con un poderoso equipo que juega en la categoría elite de la Federación Metropolitana. El running, por último, se sumó en los últimos años a la lista de actividades deportivas con un éxito singular, formándose un equipo que participa todo el año en diferentes pruebas.